4X4 (Drawings from 1989-2018)

DAVID TREMLETT

David Tremlett muestra sus obras por segunda vez en la Galería Miguel Marcos. En esta ocasión podemos ver sus indagaciones en torno al espacio y el color en trabajos que van desde 1989 hasta 2018.

 

Desde muy joven David Tremlett ha viajado extensamente por Europa, el Norte de América, Australia, África y el Medio Oriente. Tanto sus conocimientos sobre escultura como sus viajes son muy importantes a la hora de aproximarnos a su obra, porque, más que un escultor o un dibujante, Tremlett es un artista que trabaja con el espacio, y sus viajes le permiten acumular una serie de experiencias vitales e imágenes que forman parte fundamental de su quehacer artístico, sobre todo en cuanto a conceptos continuos en sus obras: el ritmo, el color, la dimensión espacial y la memoria.

 

Cuando Tremlett considera un paisaje o un edificio (una ruina, una iglesia, el espacio interior de una galería o museo), ve parámetros que se repiten, que no son solo geometría o simple abstracción. El artista observa los efectos de la luz que crean formas, los elementos que son permanentes y eternos, los colores que se vuelven sólidos y simbolizan la presencia humana en una ciudad, ya sea en Tanzania, México o Portugal.  Su color es el de los materiales: arcilla, acero, mármol, etc. Al trabajar en un espacio, tiene en cuenta su uso social: su contexto social y humano; todo afecta al trabajo y todo es un diálogo entre el espacio, el arte y el contexto; el silencio es una ventaja añadida.

 

Las obras de David son de una consistencia y congruencia impresionantes, tal vez debido a la claridad de los conceptos y los intereses que utilizó desde que se convirtió en artista a fines de los años sesenta. Sus primeros trabajos realizados en los años 60 y 70 formaron parte del Conceptual Art, con  vínculos con el Minimal Art y Fluxus. La esencia del trabajo de Tremlett es una eliminación rigurosa de lo superfluo producto de la claridad de pensamiento.

 

Tremlett ha tenido interés en muchos movimientos: el constructivismo ruso, el período modernista en diseño y arquitectura, Dadá; el diseño en vidrio, sobre todo vitrales, entre las dos guerras, el minimalismo, etc.

 

Varias de las obras que ahora se muestran en la Galería Miguel Marcos son las realizadas en su época en Tanzania, entre 1989 y 1990 (Drawing for a wall Zanzibar Box, Drawing for a Wall 2 Mjimwema, Drawing for a Wall 3 Mjimwema, Drawing for a Wall 4 Mjimwema) y de sus intervenciones en los edificios de los lugares que visitó (los 4 dibujos se hacen a partir de los planos de edificios en ruinas en diferentes ubicaciones). Tienen la esencia de un diario de viaje que contiene anotaciones, fotografías y memoria..

 

Los 4 dibujos recientes (Pile Up 6 # 2, Pile Up 7 # 2, Pile Up 9 # 1 y Pile UP 7 # 1), presentes en la exposición, no son solo ejercicios formales, sino que su construcción podría sugerirnos la esencia de la pintura rupestre y los matices del fresco pompeyano, las sólidas paredes de las iglesias románicas o las ruinas precolombinas.

 

Todas sus obras adquieren una dimensión arquitectónica, como se puede apreciar en “4 X 4”, desde sus obras bidimensionales hasta la intervención que el artista realizó en el mismo espacio de la Galería Miguel Marcos en 2016 (Pile Up # 49).