Xavier Grau

Xavier Grau (Barcelona, 1951) impulsó, junto a Broto, Gonzalo Tena y Javier Rubio, uno de los puntos fuertes del debate plástico español durante los años setenta. En el marco de aquella muestra, estos artistas presentaron el número cero de la revista Trama, que se convirtió en el manifiesto programático de una nueva concepción artística que se decantaba por la práctica pictórica como ejercicio autónomo.

Grau hereda el carácter distintivo del expresionismo abstracto, una fuente de fuerza expresiva y potencia emocional. Estrechamente vinculado a las manifestaciones propias de la Escuela de Nueva York, y en particular a De Kooning, Gorky y Guston, la pintura de Grau se desvía hacia una abstracción que mantiene inalterada la tensión interna entre el color y el dibujo, sin reducir su vivacidad cromática ni el movimiento de sus superficies, que están contenidas por el ritmo de las formas que articulan su estructura interna.

Su obra forma parte de museos y colecciones públicas como la Colección Los Bragales (Santander), Colección de Arte Contemporáneo “La Caixa” (Barcelona), MACBA Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Barcelona) o MNCARS Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid).