Stephan Balkenhol

La obra de Stephan Balkenhol (Hesse, Alemania, 1957) se articula en torno a la representación de la figura humana, recibiendo la influencia de los planteamientos abstractos, minimalistas y conceptuales de mediados de los ochenta.

Sus primeras figuras aparecen en 1983 como respuesta a su interés en reintroducir la imagen del cuerpo humano en el arte contemporáneo. Estas esculturas consisten en figuras desnudas de hombres y mujeres sobre peanas, y se inspiran en la tradición de las estatuas clásicas de Egipto, Roma y Grecia. Desde mediados de los ochenta, Balkenhol sustituye estas deidades por hombres y mujeres comunes, a los que él mismo denomina Everyman. Esta ruptura explica que en el mundo de Balkenhol cual­quier persona pueda coronar una peana reservada para dioses o heroínas, distanciándose de los mitos o iconos clásicos no sólo a través de las poses pasivas y desarraigadas de los protagonistas, sino por el camuflaje de cualquier rasgo identitario que desvele sus funciones en la sociedad o estatus profesionales.

Su obra forma parte de museos y colecciones públicas como el Museum für Moderne Kunst (Frankfurt, Alemania), Musée d'Art Moderne Grand-Duc Jean (Luxemburgo), Musée des Beaux Arts de Montréal (Quebec, Canadá), Nerman Museum (Kansas, EE. UU), The National Museum of Art (Osaka, Japón) o Smithsonian Institution, Hirshhorn Museum and Sculpture Garden (Washington DC, EE. UU).