Michael Biberstein

La pintura de Michael Biberstein (Solothurn, Suiza, 1948 - Sintra, Portugal, 2013) se centra en la representación de espacios que no pretenden rememorar paisajes concretos. Influenciado por la tradición europea de la pintura de paisaje, bajo nombres como Turner o Monet, sus paisajes captan momentos que configuran una visión intemporal de un lugar infinito, evocando una presencia que existe más allá del espacio físico.

Desde el inicio de su trayectoria, Biberstein utiliza la pintura como una excusa para llevar a cabo una investigación sobre el espacio y el color, explorando a través de sus grandes formatos los efectos perceptivos y fisiológicos de éstos sobre quien los contempla. El carácter cosmológico que adquieren sus paisajes sobrepasan un contexto y tiempo específicos, a la vez que definen formas a partir de colores que cambian en función del paso del tiempo. Así, la atmósfera de la pintura posiciona al espectador en un espacio que lo desubica por su liviandad y ligereza.

Su obra forma parte de museos y colecciones públicas como el Birminghan Museum of Art (Birmingham, Reino Unido), Fundación Calouste Gulbenkian (Lisboa, Portugal), Kunstmuseum Aarau (Aarau, Suiza), Ludwig Forum für Neue Kunst (Aachen, Alemania) o Whitney Museum of American Art (Nueva York, EE. UU).