Jaume Plensa

Jaume Plensa es uno de los artistas españoles de mayor proyección internacional.  Se ha servido de diversos formatos para reflejar no solo contenidos formales propios de la creación artística, como los concernientes al volumen, el espacio, la geometría, el comportamiento de las formas, etc., sino también para imprimir en sus obras un tratamiento simbólico y conceptual al trabajar en ellas temas como la memoria, el paso del tiempo, el ser humano como individualidad, la belleza, el silencio, la incertidumbre…  En este caso podemos advertir todos estos contextos en su obra sobre papel.

 

Noe II pertenece a una serie de obras sobre papel realizadas por el artista a finales de los años ochenta y principios de los noventa. Para un artista acostumbrado a las grandes dimensiones, estos trabajos asumen un carácter más íntimo. El tratamiento de la superficie es similar al que emplea con la pintura, porque conoce los materiales con los que trabaja y sabe bien hasta dónde debe llegar para obtener las mismas cualidades que si el soporte fuese un lienzo,  y la suficiente materialidad para imprimir volumen a las líneas y las formas y otorgar una finalidad escultórica a la obra.

 

En Noe II podemos apreciar perspectiva, profundidad y solidez en la materia. Observamos un muro que, gracias al tratamiento de la línea, parece avanzar hacia nosotros; en el centro del mismo la palabra NOE reviste, igualmente,  densidad y nos reitera el uso que hace Plensa de las letras y los números, del poder de la palabra y de las cifras como símbolos de vida.  La intención escultórica también se aprecia en los colores empleados, Jaume Plensa ha creado una superficie que simula un metal repujado en su interior y convertido en pared,  y aquí aflora otro de los intereses del artista: la arquitectura, la relación entre el espacio urbano y el hombre en todas sus dimensiones.