Ferrán García Sevilla

Ferrán García Sevilla (Palma de Mallorca, 1949) se inicia en un primer momento en el arte conceptual, para desembocar en la pintura y el grafismo propios de las tendencias del arte postmoderno.

García Sevilla es un coleccionista de imágenes. Su estilo pictórico, que podría adjetivarse como ecléctico, refleja la influencia del cómic o el graffiti, pero también de la cultura y la filosofía orientales en todas sus dimensiones. El resultado son imágenes que se construyen sobre un lenguaje próximo al arte primitivo, protagonizados por gamas cromáticas ricas, vivas y contrastadas.

Su obra ha podido verse en importantes ciudades de todo el mundo, a través de exposiciones en la Fundación Cartier (París, 1997), el IVAM (Valencia, 1998), el Malmo Konsthall (1998) o el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid, 2001), entre otras.